Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación.
Al acceder a "info2015.congresoseca.com" está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies.
Consultar la política de privacidadConsultar la política de cookies

Lista Comunicaciones

« Volver a Lista Comunicaciones

Datos de los autores
Orden Apellidos Nombre Centro
1 Rodríguez Álvarez Francisco Javier Hospital San Agustín. Área III
2 Sánchez Álvarez L Área Sanitaria III de Asturias
3 Martínez Argüelles B Área Sanitaria III de Asturias
4 Llorente Fernández E Área Sanitaria III de Asturias
5 Folgueiras Artime M Área Sanitaria III de Asturias
6 Rodríguez García LC Área Sanitaria III de Asturias

Datos de la Sala
PANTALLA 3
15-oct
13.00
12
SEGURIDAD. FÁRMACOS
Electrónica sin Defensa

Datos de la comunicación
638
EVOLUCIÓN DEL CONSUMO DE ANTIMICROBIANOS EN ATENCIÓN PRIMARIA DURANTE EL PERIODO 2004-2014

El alto consumo de antimicrobianos, provoca la aparición de cepas multirresistentes que pueden originar infecciones para las que no se dispone de una terapia eficaz, por lo que la optimización de la prescripción es esencial.

El objetivo es evaluar la evolución del consumo de antimicrobianos en la población general y pediátrica, de nuestra Área Sanitaria (AS), durante un periodo de once años.

Se diseño un estudio observacional retrospectivo de la dispensación de antimicrobianos a la población atendida en el Área durante los años 2004-2014. Se analiza el consumos de antimicrobianos sistémicos (grupo J01 de la ATC), calculándose las DDD por mil habitantes/día (DHD).

Los consumos de antimicrobianos, se mantienen en cifras de 20,5 DHD. 4 subgrupos acumulan más del 93% de las DHD. Las penicilinas agrupan el 58,6% en 2004, siguiendo una tendencia positiva (65,8% en 2014). De ellas, la amoxicilina-ácido clavulánico (AMC), con una tendencia positiva y la amoxicilina (AMO), con tendencia negativa, representan más del 97% del subgrupo. Los macrólidos disminuyen (del 16,4% en 2004 al 11,3% en 2014), las quinolonas se incrementan ligeramente, y las cefalosporinas, permanecen estables a lo largo de los años. El resto de los subgrupos han ido disminuyendo. En relación a pediatría, el consumo global oscila entre 18.93 y 23,3 DHD, sin definir tendencias claras. 3 subgrupos incluyen más del 98 % de las DHD. Las penicilinas con un incremento progresivo (del 77,2% en 2004 al 87,2% en 2014), y dos antibióticos representan casi la totalidad del mismo (más del 98% de las DHD). Estos son la AMO, con una tendencia ascendente (incremento de 48,5%) y la AMC con tendencia decreciente (43,8% de descenso). Las cefalosporinas con tendencia negativa (del 11% en 2004 al 4,7% en 2014) y. los macrólidos, con un descenso menor, del 10,8% en 2004 a 7,2% en 2014. El uso de antimicrobianos en el AS se ha mantenido en unos niveles similares a los de España (ECDC), que difirieren de países como Francia (hasta 40 DHD) u Holanda (10DHD). Analizando el consumo, el impacto de las campañas de uso racional de los antimicrobianos no ha sido suficiente, pues este se ha incrementado al inicio, estabilizándose el resto de los años. Sí se observa un incremento en el uso de las de las penicilinas, fundamentalmente a expensas de la AMC y, en menor medida de la AMO, justificado por su utilización en infecciones respiratorias y urinarias. La población pediátrica mantiene el consumo, siendo las penicilinas las más usadas, disminuyendo la prescripción de AMC, e incrementándose la de AMO, lo que si justificaría las campañas a favor del consumo de penicilinas sin inhibidores de betalactamasas para el tratamiento de las infecciones de vías respiratorias altas, en especial la faringoamigdalitis. Este estudio indica la necesidad de activar la formación y la sensibilización, de los profesionales del AS, en el uso adecuado de antimicrobianos, evitando la variabilidad de la prescripción y el consumo innecesario.

« Volver a Lista Comunicaciones