Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación.
Al acceder a "info2015.congresoseca.com" está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies.
Consultar la política de privacidadConsultar la política de cookies

Lista Comunicaciones

« Volver a Lista Comunicaciones

Datos de los autores
Orden Apellidos Nombre Centro
1 Montoliu Valls Rosa M Institut Català d'Oncologia
2 Serrano Bermúdez G Institut Català d'Oncologia
3 Val Leon M Institut Català d'Oncologia
4 Quer Margall N Institut Català d'Oncologia
5 Trelis Navarro J Institut Català d'Oncologia

Datos de la Sala
PANTALLA 13
15-oct
12.00
2
DOLOR. OTROS
Electrónica sin Defensa

Datos de la comunicación
144
ADECUACIÓN DEL TRATAMIENTO PARA EL CONTROL DEL DOLOR EN LOS PACIENTES HOSPITALIZADOS EN UN CENTRO ONCOLÓGICO

El dolor se define como una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a un daño tisular real o potencial, o descrita en relación a éste. Es un fenómeno subjetivo, desagradable, con un componente emocional importante, que constituye uno de los síntomas más comunes asociados al cáncer.

Valorar la eficacia del tratamiento para el control del dolor en los pacientes ingresados en el hospital utilizando la metodología del Pain Management Index, que tiene en cuenta la escalera analgésica de la OMS, y el Brief Pain Inventory.

Se revisaron los 74 pacientes ingresados el 27 de febrero del 2015. Se revisaron las prescripciones farmacéuticas para analizar si el paciente tenía pautada analgesia y de qué tipo según la escalera de la OMS: • Analgésicos no opiodes (paracetamol, antiinflamatorios no esteroideos) • Opiodes débiles (tramadol, codeina) • Opiodes mayores (morfina) Se revisó el curso clínico para valorar la intensidad del dolor medida con la escala analógica visual: • 0: ausencia de dolor • 1: EVA de 1 a 3 (dolor leve) • 2: EVA de 4 a 7 (moderado) • 3: EVA de 8 a 10 (severo) Se descartaron 7 pacientes que no tenían prescripción farmacéutica activa porque tenían el alta prevista para esa fecha.

Se evaluaron 67 pacientes, 31 hombres y 36 mujeres, con una edad promedio de 61 años. El 42% estaba ingresado en el servicio de oncología, el 34% en hematología y el 24% en cuidados paliativos. De éstos, 14 (20,9%) no tenían dolor por lo que no fueron incluidos en el estudio. En los 53 pacientes restantes, se calculó la diferencia entre el nivel de analgesia y el nivel de dolor de manera que los valores podían oscilar entre -3 y 3, siendo los valores negativos indicativos de infratratamiento. El valor 0 se ha considerado aceptable pero como nivel mínimo de tratamiento aceptable. • El 3,8% (2 casos) tenía un valor negativo y correspondía a pacientes que precisaban de una pauta fija de analgesia y, en cambio, sólo eran tratados cuando presentaban dolor irruptivo (se confirmó que el paciente había precisado dosis de rescate en cada turno de enfermería) • El 96,2% restante (51 casos) corresponde a pacientes con dolor controlado con la pauta analgésica prescrita ya sean analgésicos no opiodes, opiodes débiles o mayores. Se revisó, además si los pacientes con opiodes presentaban efectos secundarios y ninguno de ellos presentaba signos de neurotoxicidad. Conclusión: El 79,1% de los pacientes ingresados presentaban dolor y, de estos, un 96,2% recibían un tratamiento analgésico adecuado. Los pacientes tratados con opiodes no presentaban signos de neurotoxicidad.

« Volver a Lista Comunicaciones